FacturaoRecibo » Factura comercial

Factura comercial

La factura comercial es uno de los documentos fundamentales tanto en el transporte marítimo como en la importación o exportación de mercancías. Este tipo de factura se puede emitir en formato impreso como en formato digital, lo que comúnmente se conoce como una factura electrónica comercial.

Si eres una empresa o autónomo que exporta mercancías deberás conocer a cabalidad la factura comercial, ya que siempre las necesitarás. De igual modo, si realizas importaciones de bienes, también tendrás que conocer este tipo de factura, porque las recibirás junto a la mercancía comprada.

Debido a lo importante que resulta una factura comercial en este artículo encontrarás la mayor información disponible sobre este tipo de facturación. Sin más preámbulos es hora de que conozcas qué es y para qué sirve la factura comercial.

Factura comercial ¿Qué es y para qué se usa?

La factura comercial es un instrumento fiscal que se utiliza en una transacción de compra y venta a nivel internacional. Este documento es emitido por el exportador o vendedor de algún bien para que el comprador o importador puede realizar sus procesos contables, entre otros trámites.

Asimismo, la factura comercial es muy útil para  realizar los trámites de aduanas que se refieren a los impuestos de importación. Esta factura es realizada una vez que se ha concretado una venta para que el importador realice los pagos respectivos por la mercancía.

Para el vendedor una factura comercial supone un aval de los bienes o productos vendidos a mercados internacionales. En cuanto al comprador, esta factura es un documento para declarar ante la aduana, el importe tributario que debe abonar por importaciones.

La particularidad que tiene una factura comercial es que la misma no da propiedad de la mercancía que expresa. Más bien, esta factura contiene el valor, precio y cantidad de la mercancía comprada para realizar los trámites de importación.

Ten en cuenta que, la factura comercial es considerada imprescindible para poder realizar el despacho de la mercancía en aduana. Es por ello, que la emisión es uno de los pasos más importante para efectuar actividades de compra y venta internacional.

La emisión de las facturas comerciales está reglamentada en España por el Real Decreto 1619/2012. A nivel internacional este tipo de facturas también se rigen por la Directiva 2010/45 EU de normas de facturación emanado por la Unión Europea.

Ahora que, ya conoces qué es una factura comercial y cuál es su utilidad deberás conocer que datos contiene una factura comercial. En la siguiente sección de este artículo encontrarás toda la información que debe tener una factura comercial.

Datos que contiene una factura comercial

Como todo documento fiscal una factura comercial cuenta con una serie de datos referentes tanto al vendedor, al comprador y la mercancía que describe. Actualmente, existen muchos modelos de estas facturas, los cuales deben contener la información que es considerada indispensable según las normativas vigentes.

Los datos que debe contener una factura comercial válida son los siguientes:

  • Número y serie de factura.
  • Fecha de expedición.
  • Número de pedido.
  • Nombre y apellido o razón social del expedidor de la factura comercial.
  • Razón social o nombre y apellido del comprador o destinatario.
  • Número de Identificación Fiscal (NIF) del expedidor otorgado por la AEAT o por otro estado miembro de la Unión Europea.
  • NIF del destinatario para el caso de entregas intracomunitarias exentas. También, es requerido si el destinatario es sujeto pasivo del IVA. Asimismo, en operaciones localizadas en el territorio de aplicación del impuesto.
  • Domicilio fiscal del que emite la factura como del destinatario.
  • Descripción de la operación detallando los datos necesarios para determinar la base imponible de impuesto.
  • Tipo impositivo que se aplique a las operaciones comerciales.
  • Cuota tributaria que repercute, la cual deberá consignarse a aparte.
  • Fecha de realización de las operaciones o las fechas en las que se haya efectuado un pago adelantado.
  • Valor total de la mercancía.
  • Condiciones de pago.

También, debes incluir los datos del envío de la mercancía que verás a continuación:

  • Número de Bill of Lading.
  • Seguro (En caso de poseerlo).
  • Agente transitorio.
  • Código HS.
  • Firma del Shipper o expedidor.
  • Descripción detallada de las mercancías (número de paquetes, unidades, peso, etc.).
  • Incoterm bajo el que han sido vendidas las mercancías.
  • Origen de las mercancías.
  • Fecha de exportación, medio de transporte y destino final.

Como viste una factura comercial es muy completa en cuanto a la información que contiene.

¿Qué sucede si no llenas perfectamente la factura comercial?

La factura comercial es un documento que contiene mucha información relevante sobre los implicados en la operación comercial y sobre la mercancía. Como notaste, esta información, además de ser importante es bastante extensa y podría darte pereza llenarla completamente.

Pero, antes de que pienses en omitir alguna información de la factura comercial debes tener en cuenta que implicaciones conllevará esto, para la operación comercial. Primero, el correcto llenado de una factura comercial es un requerimiento legal, por consiguiente, omitir cualquier dato en la misma le acarreará al expedidor sanciones legales.

Si este no te parece un motivo suficiente para llenar perfectamente una factura comercial seguidamente conocerás las demás consecuencias:

  • Largos retrasos en la entrega de la mercancía en la aduana por llenado incorrecto dela factura comercial. Cuando no llenas perfectamente tu factura comercial, la mercancía no podrá ser entregada en aduana hasta que se verifique completamente o se reciba una factura rectificada comercial.
  • Extra costes o costos adicionales de transporte marítimo. Al no llenar los datos correspondientes a la descripción detallada de la mercancía, se puede generar un costo adicional de transporte marítimo.
  • Calculo incorrecto de impuestos o aranceles de aduana. Si colocas un valor de mercancía equivocado se hará un cálculo de impuestos de aduana erróneo, el cual se deberá corregir.

Debido a estos contratiempos que podrá sufrir tu operación comercial, es mejor siempre llenar perfectamente la factura comercial de la misma. Así que, aunque parezca un poco engorroso llenar perfectamente una factura comercial, esto te evitara muchos problemas futuros.

Si te encantó este artículo sobre la factura comercial, los datos que contiene y lo que sucede si no la llenas perfectamente sigue nuestro blog. En FacturaoRecibo, también encontrarás más artículos de facturación española como factura electrónica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.