FacturaoRecibo » Cómo ahorrar en la factura de la luz

Cómo ahorrar en la factura de la luz

Un tema muy importante y que muchas personas se preguntan es ¿Cómo ahorrar en la factura de la luz? Si este es tu caso, te encuentras en el blog correcto, pues aquí leerás varios consejos que te servirán para ahorrar en la factura de la luz.

Por consiguiente, sigue con la lectura de este artículo, para que luego puedas usar todos los consejos qué aprenderás y así puedas ahorrar en la factura de la luz.

Consejos para que ahorres en la factura de la luz

Seguramente has notado que la factura de la luz llega cada vez más cara y no sabes que hacer, sin embargo, ya no tienes que preocuparte. Pues aquí, te mencionaremos varios consejos que te ayudarán a ahorrar en la factura de la luz.

Dichos consejos, no solo puedes ponerlos en práctica en tu hogar sino también en tu empresa si es que posees una. Al seguirlos te darás cuenta cómo mensualmente disminuye tu consumo de electricidad lo que influirá notablemente en el dinero que inviertes por ese servicio.

Sin más preámbulos conoce a continuación, los consejos que te permitirán ahorrar en la factura de la luz:

Verifica la tarifa que posees

Son diversas las tarifas eléctricas que te podrás encontrar, incluso unas más costosas que otras, por lo que resulta conveniente que verifiques el tipo de tarifa que posees. Las tarifas que podrás encontrar en España son las siguientes:

    • La tarifa por discriminación horaria.
    • Tarifa regulada o tarifa de “precio voluntario para el pequeño consumidor (PVPC)”.
    • Las tarifas libres.

Para que puedas conocer un poco más sobre cada una de estas tarifas, a continuación, te las explicaremos de manera detallada. De forma tal que, pueda identificar cuál de ellas posees y de ser necesario te cambies a otra en la que no gastes tanto dinero, para que así puedas ahorrar en la factura de la luz:

Tarifa por discriminación horaria

Cuando se habla de discriminación horaria, se hace referencia a una tarifa eléctrica en la que se establece el precio de los kilovatios de acuerdo a las horas. De esta manera, se cobra el precio de la electricidad más barato durante las horas nocturnas u horas valles y es mucho más cara durante el día.

Muchas personas recomiendan el uso de esta tarifa, pues con la misma se puede ahorrar hasta un 30% en la factura de la luz. Sin embargo, esto dependerá de tu ritmo de vida y del tipo de actividades que realices.

Pues por lo general la tarifa de discriminación horaria, suelen contratarlas personas cuyo consumo de electricidad se concentra en las noches. Ya que es durante esas horas en que el precio de los kilovatios consumidos es más económico.

Esto te podría funcionar perfectamente, si durante el día te mantienes trabajando fuera de tu casa y al llegar en la noche, realizas todas tus actividades en el hogar. En caso de que desees cambiarte a este tipo de tarifa, solo deberás comunicarte con la empresa que te suministra el servicio electrónico y plantearle el cambio de tarifa.

Dicho cambio, puede generarte un pago adicional, pues deberás cambiar del contador analógico a uno digital o inteligente. Sin embargo, el costo a pagar por ello no es muy alto y a la larga te ayudará a ahorrar en la factura de la luz.

Una vez que, ya has hecho el cambio de tarifa a discriminación horaria, la misma suele hacerse efectiva en los próximos 15 días hábiles.

Tarifa regulada o tarifa de precio voluntario para el pequeño consumidor (PVPC)

La tarifa regulada o tarifa de precio voluntario para el pequeño consumidor (PVPC) es una tarifa cuyos precios están fijados por el Gobierno. La misma la podrás encontrar en las siguientes modalidades:

  • Tarifa de luz por hora, si contratas esta tarifa vas a tener un precio de la luz distinto a cada hora y en cada día. Pues dicho precio va a depender de lo que marque la Red Eléctrica de España.

Lo bueno de este tipo de tarifa, es que todos los días a las 20:00 horas podrás consultar el precio de los kilovatios del día siguiente. Así, podrás cuando vas a realizar las actividades que impliquen el uso de la electricidad y así podrás ahorrar en la factura de la luz.

  • Tarifa de precio medio ponderado (PMP), esta tarifa se aplica a los usuarios que aún cuentan con contadores analógico en sus hogares. De esta manera se toma en cuenta la cantidad de energía consumida en el mes y se le aplica el precio promedio del PVPC durante ese tiempo.

Una de las ventajas de contratar cualquiera de estas tarifas reguladas por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, es que podrás solicitar el bono social de luz. Es decir, que obligatoriamente para poder solicitar dicha ayuda deberás poseer cualquier de estas tarifas, lo mejor de todo es que al solicitar dicho bono podrás ahorrar en la factura de la luz.

En caso de que desees cambiarte a una de estas tarifas, solo debes ponerte en contacto con una comercializadora de referencia. Es decir, con cualquier de las compañías que forman parte del Gobierno.

Las tarifas libres

Las tarifas libres son las que están determinadas por compañías eléctricas que no pertenecen al Estado, en este caso son consideradas compañías privadas. En España existen muchas compañías de electricidad pertenecientes a este mercado y en su mayoría contratarlas te proporcionará las siguientes ventajas:

    • Al ser compañías que pertenecen al mercado libre, te pueden combinar los servicios que te ofrecen. Por lo que podrás encontrar que algunas te ofrecen servicios de luz y de gas al mismo tiempo.
    • En ocasiones ofrecen tarifas que suelen ser más económicas que las reguladas por el Gobierno.
    • Podrás recibir descuentos en todo momento, lo que te permitirá ahorrar en la factura de la luz.
    • Te ofrecen tarifas que se adaptan al tipo de consumo que posees.

Al igual que en los casos anteriores, en caso de que desees cambiarte y tener una tarifa libre de luz, solo debes ponerte en contacto con cualquiera de las compañías de luz que existen en España. Las compañías más contratadas suelen ser Iberdrola, Lucera, Selectra, entre otras, sin embargo, en este caso te tocará elegir la que se adapte más a ti.

Cómo puedes observar, son diversas las tarifas de luz que podrás encontrar, por lo que, debes verificar cuál de estas posees. Además, ahora que las conoces todas puedes cambiarte a la que más se ajuste a tu tipo de consumo, para que así puedas ahorrar en la factura de la luz.

Disminuye la potencia que tienes contratada

Debes saber que la potencia contratada es la cantidad de energía máxima (KW) que puedes consumir en tu vivienda de acuerdo a su tamaño y a los electrodomésticos que poseas. El precio de esta potencia es fijo y se establece al momento en el que contratas el servicio eléctrico.

De manera tal, que terminarás cancelando el monto de la potencia contratada más el monto del consumo de electricidad que hayas tenido durante el mes. Es decir, que independientemente de si consumes menos energía eléctrica de la potencia contrata igual deberás pagar el monto fijado en la contratación por dicha potencia.

Por esa razón, es muy importante que disminuyas el monto de la potencia que tienes contratada para que así puedas ahorrar en la factura de la luz. Saber la potencia que tienes contratada es muy sencillo, pues la misma se encuentra en la primera página de la factura en el apartado de datos personales.

Así que, si no usando todos los aparatos electrodomésticos que posees, puedes cambiar de potencia que tienes. Para ello, solo debes comunicarte con la compañía de luz que posees e indicarle tu deseo de disminuir la potencia contratada.

Dependiendo de la compañía que poseas algunas te permitirán hacer el cambio por Internet, mientras que en otras si tendrás que dirigirte personalmente y llevar la documentación requerida. En este caso por disminuir la potencia contratada deberás cancelar un monto extra, debido a las adaptaciones que deberá hacer la empresa.

Sin embargo, el monto no suele ser alto y a la larga hacer el cambio de potencia te permitirá ahorrar en la factura de la luz.

Desenchufa los aparatos eléctricos que no estés usando

Seguro, has escuchado infinidades de veces que debes desenchufar los aparatos eléctricos que no estás usando y es que esta simple acción es muy importante e influye en el consumo de luz que puedas tener. Pues, aunque no lo creas, aunque los electrodomésticos no estén prendidos con el solo hecho de estar enchufado ya están consumiendo energía eléctrica.

A eso se le denomina modo stand-by, es decir, que los electrodomésticos pasan a estar en reposo, pero aun así siguen consumiendo energía. De hecho, algunos estudios han revelado que estos aparatos pueden consumir hasta un 10% del total del consumo de energía eléctrica aun estando apagados.

Es decir, que si desenchufas todos los electrodomésticos que no estés utilizando tendrás un ahorro del 10% en el monto que deberás cancelar por el servicio de luz durante el mes.

Ajusta la temperatura de los electrodomésticos

Ajustar la temperatura de los electrodomésticos es un punto muy importante que te permitirá ahorrar en la factura de la luz. Pues con el solo hecho de realizar los siguientes ajustes en algunos de tus electrométricos verás cómo los mismos se reflejan en el pago de tu servicio de electricidad:

  • Al momento de lavar tu ropa, utiliza un ciclo de lavado en frío de esta manera en vez de lavar a una temperatura de 40 grados puedes usar 60 grados. Así ahorrarás hasta un 55% de energía.
  • Si posee lavavajillas reducirás el gasto de energía si ajustas la temperatura a unos 5 grados.
  • En cuanto a la nevera, es importante que no dejes que se le acumule el hielo, pues así gasta mucha energía. Además, puedes ajustar el congelador a unos -15 grados, pues es la temperatura ideal para no consumir tanta electricidad.
  • El uso de la secadora, siempre es recomendable en últimas instancias, pues lo mejor siempre será usar el sol para secar tu ropa.

Te darás cuenta de que, con solo aplicar estos simples ajuste podrás ahorrar considerablemente en la factura de la luz.

Usa bombillas de bajo consumo

Usar bombillas de bajo consumo como las LED, es mucho mejor que usar las bombillas halógenas, pues esto supone un ahorro de hasta un 80% de la energía. Si bien las bombillas LED, suelen ser más costosas las mismas poseen grandes ventajas, entre ellas las siguientes:

    • Poseen una vida útil mayor que las de las bombillas halógenas.
    • Producen poco calor y evitan las sobrecargas.
    • Son ecológicas por lo que al no contener mercurio no dañan el medio ambiente.
    • Enciende de manera instantánea.
    • Cuenta con una luz más nítida.

Lo más importante de todo, además de las ventajas que acabas de leer es que, al utilizar bombillas de bajo consumo, el ahorro en tu factura de luz será notorio. Por lo tanto, si te cambias y usas este tipo de bombillas y además implementas los consejos leídos anteriormente podrás notar un cambio en el consumo de energía de tu hogar o empresa.

Dicho cambio, se verá reflejado en tu bolsillo pues podrás ahorrar en la factura de luz y de esta manera podrás invertir tu dinero en otras cosas. Así que, si te ha sido de utilidad este artículo y ya sabes todo lo que debes hacer para ahorrar en la factura de la luz, sigue leyendo los temas de este blog.

Pues también te podría interesar conocer sobre el siguiente tema: Factura de la Luz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.